Tradición literaria

Nin se move, nin se nota, nin traspasa

Con el frío se me pone
pequeña
y arrugada, encogida, moldeable y amorosa
como una lombriz ante la muerte.
En esa posición, indefensa,
me gusta acariciarla,
sentir su tacto,
sus cartílagos gelatinosos
refugiados entre las manos
hasta que, poco a poco,
con el calor de la sangre,
recobra la fuerza indomesticable
y aburrida
que la predispone
para el sexo.
Para el verso.

Louvre_Paris

Se mueve, se nota y traspasa

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies